sábado, 17 de octubre de 2015

Pensamientos en la soledad de un Guerrero de la Luz


Hoy es el segundo día que siento algo extraño en mi interior… algo que no me gusta sentir, complicado de definir en algunos momentos… soledad, impotencia, tristeza… a veces incluso angustia…

Pregunto a mi interior, a mi ser… buscando la respuesta… pero es este momento uno de esos en los que parece que cuanto más buscas menos encuentras… que la respuesta esta lejana… e incluso dudas de que exista…

Así que, agradeciendo este momento por el que estoy pasando, e intentando volver al equilibrio cuyo desvanecimiento tanto desasosiego me causa recuerdo palabras de grandes maestros que me acompañan en el camino….

Paulo Coelho me recuerda sus palabras: “Un guerrero de la Luz usa la soledad, pero no es usado por ella”… sigo esas palabras… uso mi momento de soledad y sigo adelante buscando qué me está ocurriendo… “El guerrero de la Luz aprendió que Dios usa la soledad para enseñar la convivencia, usa la rabia para mostrar el infinito valor de la paz, Dios usa el silencio para enseñar la responsabilidad de las palabras… el cansancio para comprender el valor del despertar, y la enfermedad para resaltar la bendición de la salud”…

“Un guerrero de la Luz sufre ante una injusticia, y busca la soledad para no mostrar su dolor”… Quizá por eso esta soledad mía… en mi interior, para no mostrar este dolor que me hace sentir que estoy perdiendo una batalla, este desaliento… pero sigo pidiendo ayuda a los maestros, porque no me conformo con que eso sea lo que esté pasando, me niego, no por ego, sino por justicia, porque siento que no se pierde la batalla hasta que no llega el final, y el final no ha llegado… así que se que estoy en este proceso de la Ascensión, que es el camino de mi evolución y de la evolución del mundo, y en todo proceso hay pruebas… pruebas que superamos o no… depende de nuestra decisión, nuestra actitud… pero pruebas al fin y al cabo… no se puede cambiar nada si no se mueve lo que había anteriormente introduciendo algo nuevo en los antiguos esquemas… y se llega al conocimiento una vez que es ese caos inicial empiezan a encajar las piezas del puzzle… se crea un nuevo esquema mejorado y se asienta en nosotros para ponerlo en funcionamiento… Así que llego a la conclusión de que es eso… quizá no está pasando nada nuevo ante lo que no sepa actuar, sino que una vez más se repite una situación para tener la oportunidad de crear un nuevo esquema y actuar de la manera correcta, ya que ahora si tengo la oportunidad de evolucionar concientemente porque estoy en medio del camino de la Ascensión…

Mi interior me pide un cambio de actitud… ¿a qué atiendes?... Y en lugar de intentar escuchar las respuestas de mi cabeza voy a mí ser, siento en mi corazón, y escucho desde ahí… En la evolución las cosas cambian… la misma cosa no puede ser mostrada igual a un niño que a un adulto, no porque no tengan capacidad para aprenderla sino porque el nivel de evolución es diferente, la evolución va a residir en la capacidad que tenemos para evolucionar… tengo que dejar atrás ese pensamiento infantil que a veces me lleva a llorar pensando que no puedo y centrarme en que estoy más evolucionada que tiempo atrás, con lo cual si… quizá deba llorar para sacar esa sensación de incompetencia que me carcomía tiempo atrás, pero ahora en este mi nuevo tiempo, puedo sentarme, saber que esto esta siendo una prueba para mi evolución y que ante las pruebas sólo se puede hacer una cosa: SUPERARLAS. Así que decido hacer un cambio en el lenguaje... y parece que de nuevo siento fluir algo diferente en mi interior… como ese pequeño manantial que se va abriendo camino a través de las gigantes rocas que observan su nacimiento… UNA NUEVA PRUEBA ES UNA NUEVA OPORTUNIDAD, eso es… una oportunidad de hacer las cosas bien… y ahí desaparecería el desasosiego y la angustia… porque no hay nada que más le guste a un guerrero de la Luz que el trabajo bien hecho… la misión cumplida de forma satisfactoria… quizá no es que anteriormente no lo haya hecho bien, quizá no estuviese lo suficientemente preparada… quizá faltaran recursos o tuviera que trabajar mis capacidades… seguro que descubrir algunas nuevas, seguro que aceptar mis posibles limitaciones pero ante todo potenciar las capacidades y habilidades que me aseguran llegar al final de la mejor forma posible…

Ahora lo veo claro… no ha sido un castigo repetir una y otra vez la misma situación… sino una oportunidad para cambiar esquemas… para buscar nuevas habilidades y trabajarlas en mi… para recordar y potenciar las que ya tenía y a veces las dudas habían anulado… UNA OPORTUNIDAD PARA MEJORAR … en eso consiste la Ascensión… en recordar cuál era el camino de vuelta a casa… a la Luz plena… a la paz, la armonía, el equilibrio, la verdad… y si no aparecieran situaciones que nos dieran la oportunidad de ello no podríamos aplicar todo lo grandioso que tenemos dentro para poder asentar esos esquemas … y voy más allá… cuantos más esquemas consiga renovar más fácil será el siguiente paso porque mis capacidades habrán sido revisadas y renovadas gracias a esa nueva oportunidad que aparece en mi camino… lo que antes con un poco de soberbia, debo admitirlo, llamaba prueba… ahora ya esa sensación desapareció… y aparece la gratitud en mi interior… agradecimiento al Universo y al Dios creador de la Luz, que sigue confiando en mí, y me vuelve a dar la posibilidad de mejorar para acercarme más a él… y tengo que decir, y no es una metáfora, que el día se había levantado gris… pero en este momento me acaba de encandilar el Sol… así… de golpe… como diría yo –por la cara- justo en el momento en que terminada de escribir esa frase: “sigue confiando en mí”. Y este momento que acabo de vivir me lleva a una visión en mi cabeza… ese pequeño manantial del que hablaba antes en un principio era muy chiquito y andaba bajo tierra… en la oscuridad y llega un momento en que nace a la luz… y ahí se transforma en manantial… y por donde pasa va creando vida… y va creciendo… y van apareciendo rocas en su camino… se convierte en río… y sigue creciendo … y los humanos intentan poner sus carreteras cortándole el paso… y quizá por un tiempo lo consiguen… pero su fuerza es mucho mayor… es inmensa… y termina volviendo a ganar ese cauce suyo que le fue otorgado y continúa fuerte su camino… y sigue creciendo y creciendo… hasta que llega el final… al mar… a esa inmensidad azul en la que es parte de un todo maravilloso… una parte más pero una parte importante… porque sin él ese mar seria un poquito más pequeño…

Así que me quedo con un par de preguntas que hace un par de días leí y por algún motivo quedaron rondando en mi cabeza: - Cuando alguien pide a Dios paciencia, ¿Dios simplemente se la da o le da la oportunidad de tenerla? – Cuando alguien ruega amor verdadero ¿Dios le pone en bandeja el amor o la oportunidad de amar?-… Y ahora sí puedo decir que tengo las respuestas que necesitaba… al sacar fuera de mi tantas dudas ha quedado por fin lugar para que la respuesta llegara… y de nuevo brilla el Sol… y si… para esto sirve la soledad del guerrero… para parar un momento y revisar el plan de acción… ¡Bendita soledad!
Solo me queda agradecerme el haberme permitido parar a revisarme, agradecer a mi Yo Superior el estar siempre ahí para hacerme llegar la respuesta en el momento adecuado, y agradecer Infinitamente a Dios que me da nuevas oportunidades de hacerlo mejor porque sigue confiando en mí.

Gracias por reafirmarme una vez más que por fin estoy en la Luz y estoy cada día más cerca de Ti en este camino a casa que me has dado la oportunidad de tener y yo he decidido tomar aquí y ahora

Que el Amor y la Luz estén contigo y conmigo ahora y siempre….
Cuando vengan dudas recuerda… en tu alma está la Verdad


Pd: una frase acaba de “aporrear” mi cabeza, y no puedo despedirme sin compartirla: “La oscuridad sólo es una opción más para no despertar a la Luz… quizá por el miedo que implica sentirse deslumbrado”


Gracias 
Almudena




miércoles, 23 de septiembre de 2015

Si vuelves a ser como eras conmigo…

Tanto que agradecerte... tanto, tanto... La vida nos pone a prueba y somos nosotros los que las superamos o no... y entre todos los agradecimientos que te daría está este: 
"Gracias por volverme a hacer escribir..."






Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que te daré todos los besos que no me ha permitido dar el dolor…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que siempre tendrás una sonrisa para iluminar tus días…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que mi alma cuidará todos tus sueños…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que las lágrimas de mis ojos serán por todos aquellos malos momentos que me has ayudado a sanar…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que cada suspiro del día siempre será en tu nombre…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que cada paso en mi vida será un paso de tu mano…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que seguiré creyendo en esa voz que me dijo es él… no tengas miedo… adelante…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que tendré la convicción de que el amor siempre gana…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que el perdón será mi aliado para amar de forma incondicional…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que podrás ser feliz dejando atrás tus miedos…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que sólo alzaré la voz para dar gracias al Universo…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que siempre tendrás el abrazo que necesitas… y el que no necesitas también...
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que volverás a sonreír mientras te brilla la mirada…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que volverás a creer en ese amor puro que nos unió hace años…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que secaré cada lágrima de tu corazón con un “te amo”…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que tendrás la capacidad de ver los malos momentos de tu vida como un aprendizaje…

Podría pasarme mil horas más haciéndote promesas, promesas que te he hecho desde mi silencio sin que te dieras cuenta… quizá necesitabas oírlas para tomas con fuerza las riendas de tu vida… por eso…
Si vuelves a ser como eras conmigo…
Te prometo que mis silencios sólo serán para besarte con el alma…
Y así me despido mientras mi corazón te escribe a través de mis manos, queriendo que tengas siempre presente que…

Si vuelves a ser como eras conmigo… te prometo que siempre tendrás una estrella en el cielo que te sonría cuando ya no esté…

.........................

Dedicado a ti... Chicho mío...
Gracias

-Almu-

viernes, 1 de mayo de 2015

Sólo daré un paso atrás para tomar impulso...


A veces nos empeñamos en mirar atrás... buscando por qués... arrepintiéndonos... pensando que podríamos haberlo hecho mejor... 
El Pasado no está ahí para eso... 
Las oportunidades están en lo que aún no pasó.... 

¿Te atreves? ;)




Hay veces en la vida en que ineludiblemente tendemos a mirar hacia el pasado, a analizar si fue la decisión acertada en el momento preciso, la solución que esa persona necesitaba, la persona adecuada en mi vida… ¿quizá si lo hubiese intentado más…? ¿Quizá si hubiese ofrecido más de mí…? ¿Quizá si hubiese estado cuando me necesitaba…? ¿Quizá si hubiera actuado de otra forma…? ¿Quizá si hubiera tenido el valor suficiente…? ¿Quizá si volviese atrás lo haría de otra forma…? Quizás… quizás… quizás… Eso no es más que el título de una canción. No os machaquéis a vosotros mismos con el quizá. El quizá no existe, lo que existe es lo que ha sido, lo que está siendo y lo que será.



No os sintáis culpables en el momento actual por no haber actuado como lo haríais hoy en día. Tiempo atrás estábais en otro momento de evolución y contábais con las herramientas de ese momento, nada más y nada menos. ¿Hoy lo habríais hecho de forma diferente? ¡Seguro! Porque gracias a pasar por esa situación habéis aprendido y habéis evolucionado, y eso os ha dado la posibilidad de tener mayores y mejores herramientas para enfrentar las situaciones actuales, y las circunstancias actuales os darán mejores herramientas para construir el futuro. Lo importante es que cada acto se hiciera de corazón… puede que fuera o no lo que esa persona necesitaba en ese momento, pero vosotros disteis lo mejor que teníais en cada situación, y a pesar de que desde la distancia os parezca insuficiente esa persona os estará absolutamente agradecida por ello, porque estuvisteis a su lado dando lo mejor de vosotros, y eso es digno de admiración y no de reproche.





No os reprochéis ningún acto, ninguna decisión, ninguna persona. Simplemente fue como tenía que ser en el momento que tenía que ser, y gracias a ello hoy podemos decir que hemos aprendido. Nunca miréis hacia atrás y os arrepintáis de una decisión tomada de corazón, porque no hay nada mejor que poner el corazón en cada momento, en cada persona… no hay mejor regalo para hacerle a alguien que actuar de corazón.





Ahora, eso sí… aseguraos de que la decisión tomada es vuestra, que no ha sido guiada por nadie más que por vosotros mismos/as. Y si en algún momento ha sido así (que nos ha pasado a todos) no os lo reprochéis, aprended de ello y ofreced vuestro corazón en cada uno de vuestros actos futuros, porque así nunca os sentiréis reprochables y conseguiréis dar un paso atrás para tomar impulso y hacerlo mejor. 


Almu ^^