viernes, 1 de mayo de 2015

Sólo daré un paso atrás para tomar impulso...


A veces nos empeñamos en mirar atrás... buscando por qués... arrepintiéndonos... pensando que podríamos haberlo hecho mejor... 
El Pasado no está ahí para eso... 
Las oportunidades están en lo que aún no pasó.... 

¿Te atreves? ;)




Hay veces en la vida en que ineludiblemente tendemos a mirar hacia el pasado, a analizar si fue la decisión acertada en el momento preciso, la solución que esa persona necesitaba, la persona adecuada en mi vida… ¿quizá si lo hubiese intentado más…? ¿Quizá si hubiese ofrecido más de mí…? ¿Quizá si hubiese estado cuando me necesitaba…? ¿Quizá si hubiera actuado de otra forma…? ¿Quizá si hubiera tenido el valor suficiente…? ¿Quizá si volviese atrás lo haría de otra forma…? Quizás… quizás… quizás… Eso no es más que el título de una canción. No os machaquéis a vosotros mismos con el quizá. El quizá no existe, lo que existe es lo que ha sido, lo que está siendo y lo que será.



No os sintáis culpables en el momento actual por no haber actuado como lo haríais hoy en día. Tiempo atrás estábais en otro momento de evolución y contábais con las herramientas de ese momento, nada más y nada menos. ¿Hoy lo habríais hecho de forma diferente? ¡Seguro! Porque gracias a pasar por esa situación habéis aprendido y habéis evolucionado, y eso os ha dado la posibilidad de tener mayores y mejores herramientas para enfrentar las situaciones actuales, y las circunstancias actuales os darán mejores herramientas para construir el futuro. Lo importante es que cada acto se hiciera de corazón… puede que fuera o no lo que esa persona necesitaba en ese momento, pero vosotros disteis lo mejor que teníais en cada situación, y a pesar de que desde la distancia os parezca insuficiente esa persona os estará absolutamente agradecida por ello, porque estuvisteis a su lado dando lo mejor de vosotros, y eso es digno de admiración y no de reproche.





No os reprochéis ningún acto, ninguna decisión, ninguna persona. Simplemente fue como tenía que ser en el momento que tenía que ser, y gracias a ello hoy podemos decir que hemos aprendido. Nunca miréis hacia atrás y os arrepintáis de una decisión tomada de corazón, porque no hay nada mejor que poner el corazón en cada momento, en cada persona… no hay mejor regalo para hacerle a alguien que actuar de corazón.





Ahora, eso sí… aseguraos de que la decisión tomada es vuestra, que no ha sido guiada por nadie más que por vosotros mismos/as. Y si en algún momento ha sido así (que nos ha pasado a todos) no os lo reprochéis, aprended de ello y ofreced vuestro corazón en cada uno de vuestros actos futuros, porque así nunca os sentiréis reprochables y conseguiréis dar un paso atrás para tomar impulso y hacerlo mejor. 


Almu ^^


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada